Las empresas más activas que buscan dar transparencia a sus acciones.

La gestión en alza de la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) se está convirtiendo en un factor competitivo y una ventaja diferenciadora en el mercado de las organizaciones. Al ser cada vez más visible la contribución empresarial en el ámbito económico, social y medioambiental, los consumidores la tienen en cuenta para su elección a la hora de comprar o usar los servicios ofertados por las empresas.

Las redes sociales son herramientas de comunicación que se caracterizan por su inmediatez y su viralidad, particularidades que hay que tener en cuenta con rigor a la hora de plantearse una estrategia de comunicación social, haciendo pública la cultura responsable de la empresa, acercándose de forma sencilla a sus públicos objetivo. Son una poderosa herramienta para construir relaciones y su utilidad radica en que cada empresa puede crear su página corporativa con información sobre actividades, eventos, noticias de su sector y su accionar socialmente responsable, en un lugar que permite la interacción con el público, permitiendo entablar relaciones más allá de lo meramente comercial.

En diálogo con El Cronista Fernando Legrand, editor del sitio RSEonline, el primer blog en español de RSE, y coordinador Académico de CapacitaRSE, una red que ofrece cursos de responsabilidad social en América latina; asegura que falta que las compañías se animen más en esta práctica y en la difusión a través de la Social Media. Más allá de que todavía no son muchas, algunas empresas ya incursionan en la RSE 2.0. Una de las más establecidas es Telefónica España (@RCySost), que desarrolló un canal exclusivo de Responsabilidad Social que hoy cuenta con más de 5.000 seguidores.

En la Argentina, otra que apostó, y acertó con un canal, en el que sólo circula la información que la empresa genera en relación a la RSE es Banco Galicia: @GaliciaRSC hoy tiene más de 2.700 seguidores. Sin embargo, también están las que, sin haber desarrollado todavía un canal propio de Responsabilidad Corporativa, también apuntan a convertirse en referentes. Tal es el caso de Kimberly Clark (@kimberlyclarkAR), Renault (@RenaultArg), Banco Patagonia (@Banco_Patagonia), por citar sólo algunos casos. Para que una empresa pueda instalarse como un referente en temas de RSE debe tener la sensibilidad suficiente para escuchar la voz de los principales stakeholders con los que se relaciona la organización, indica Agustín del Castillo, Coordinador de RSE de Banco Patagonia, también conocido como @agustindc. En su opinión, la correlación entre lo que se promueve a través de las redes sociales y lo que la empresa realmente hace, es fundamental. La RSE tomó vida y encontró su espacio de comunicación.

Empresas y seguidores están viendo que, para jugar el mismo partido, hay que interrelacionarse, adhiere Leonardo Melchiori, administrador de Redes Sociales de la Red Pacto Mundial en la Argentina (@pactoglobalARG), que está apostando fuertemente al diálogo a través de las redes sociales y a generar una comunidad en la que las empresas convivan y puedan compartir opiniones. Fuera de las grandes corporaciones, que buscan a través de las redes aportar más transparencia a su gestión, también están las que hicieron de la sustentabilidad su core business y, por lo tanto, los mensajes que generan están directamente relacionados con la RSE. Tal es el caso de la empresa de salud prepaga chilena, Isapre Masvida (@IsapreMasVida), que aprovecha sus 140 caracteres para dar consejos saludables a sus seguidores y promover actividades de vida sana.

Por último, hay usuarios que apuntan más a generar diálogo, iniciar debates y compartir con el resto de la comunidad RSE 2.0 las últimas novedades en torno al mundo corporativo y la sustentabilidad. En esta lista, se encuentran la chilena María José Calvimontes (@mjcalvimontes), centrada en la promoción de las relaciones con las ONGs, con más de 34.000 seguidores; Fabián Pattberg (@Fabian Pattberg), un blogger de nacionalidad inglesa que comparte sus opiniones con más de 6.000 seguidores; Miguel Carapaica (@gerenciaycambio), consultor Internacional en Estrategia y RSE, radicado en Venezuela; el Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (@IARSE), cuya misión es la promoción de la RSE en el mundo corporativo y la lista se extiende a más de 200 perfiles.

La Web juega un rol de aprendizaje con intercambio y formación de conocimiento , define Valmir Martins de Oliveira (@valmirmartinso), director del Centro de Investigación en Gestión Empresarial de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Chile, que aunque de nacionalidad brasilera, hoy es un referente para toda la región. La RSE es transparencia, y la Web ha masificado el acceso a información que antes era imposible conseguir para muchos, sostiene Carlos Javier Delgado (@DerechoyRSE), autor del blog Responsabilidad y Derecho, que, aporta datos sobre legislaciones para las empresas, derechos para los empleados, entre otras cosas.

El aporte de la Web es y será fundamental: ante las limitaciones económicas o de tiempo de los empresarios para asistir a espacios convencionales, como ferias y foros que les permitan comprender el concepto de RSE, sacarse tantos prejuicios de la cabeza -y del bolsillo-, conocer casos de éxito y estimular su creatividad, la web se presenta como una excelente alternativa, suma Carlos Javier Delgado al respecto. El objetivo, en definitiva, es el networking pero con el único fin de generar un diálogo que permita y extender el alcance de la Responsabilidad Social Empresaria.

Contactenos